Cáncer de Testículo

El cáncer de testículo es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de uno o ambos testículos.

Los testículos son dos glándulas en forma de huevo en el interior del escroto (una bolsa de piel floja que se encuentra exactamente debajo del pene. El cordón espermático mantiene los testículos dentro del escroto. El cordón espermático también contiene los vasos deferentes, y los vasos y nervios de los testículos.

Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino, muestra los testículos, la próstata, la vejiga y otros órganos

Los testículos son las glándulas sexuales masculinas;
producen testosterona y espermatozoides. Las células germinativas de los testículos producen espermatozoides inmaduros. Estos espermatozoides viajan a través de una red de túbulos (tubos pequeños) y tubos grandes hacia el epidídimo (un tubo largo en espiral al lado de los testículos). Allí es donde maduran y se almacenan los espermatozoides.

Casi todos los cánceres de testículo comienzan en las células germinativas. Los dos tipos principales de tumores de células germinativas de testículo son los seminomas y los no seminomas.

El cáncer de testículo es el cáncer más común en los hombres de 15 a 34 años.

El cáncer de testículo es muy poco frecuente, pero es el cáncer más común en los hombres de 15 a 34 años. Los hombres blancos tienen cuatro veces más probabilidades de presentar cáncer de testículo que los hombres negros.

Por lo general, el cáncer de testículo se puede curar.

Aunque el número de casos nuevos de cáncer de testículo se ha duplicado en los últimos 40 años, el número de muertes por cáncer de testículo ha disminuido marcadamente porque hay mejores tratamientos. Por lo general, el cáncer de testículo se puede curar, incluso en los estadios tardíos de la enfermedad.

Un factor de riesgo del cáncer de testículo es una afección que se llama criptorquidismo (testículo que no descendió).

Cualquier cosa que aumente la probabilidad de enfermarse se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se enfermará de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Los factores de riesgo del cáncer de testículo son los siguientes:

  • Presentar criptorquidismo (testículo que no descendió).
  • Tener un testículo que no es normal, como un testículo pequeño que no funciona correctamente.
  • Presentar carcinoma in situ de testículo.
  • Ser blanco.
  • Tener antecedentes personales o familiares de cáncer de testículo.
  • Presentar el síndrome de Klinefelter.

Los hombres con criptorquidismo, un testículo que no es normal o con carcinoma de testículo in situ tienen un aumento de riesgo de cáncer de testículo en uno o ambos testículos y se deben vigilar de cerca.

Fuente: NIH/Instituto Nacional del cáncer
Open chat