El mal funcionamiento de la glándula tiroides es tres veces más frecuente en la mujer que en el hombre. Decaimiento, aumento de peso, alteraciones de la piel, falta de ánimo y sensación de cansancio pueden ser algunas de sus manifestaciones.

La vesícula puede desarrollar cálculos biliares, los que pueden no producir síntomas y se asocian con un mayor riesgo de cáncer de vesícula.

Cómo prevenir

ETAPAS DE LA MUJER Y EXÁMENES RECOMENDADOS