La vesícula biliar es una bolsita que se encuentra ubicada en la cara inferior del hígado, en ella desembocan los conducto biliares por donde se excreta la bilis producida por las células hepáticas cuya función es disolver las grasas contenidas en los alimentos. La bilis se almacena en la vesícula y es liberada al intestino, a través de un conducto llamado colédoco, después de las comidas.

En la vesícula con cierta frecuencia se forman pequeñas piedrecitas de cristales biliares que se denominan cálculos.

vesiculaLos cálculos pueden ser desde microscópicos a medir varios centímetros.
Los más pequeños forman un sedimento llamado “barro biliar”, los intermedios pueden desplazarse hacia la salida de la vesícula o el colédoco y obstruirlo, produciendo dolores, ”cólico biliar”. Cuando el colédoco se obstruye en forma permanente, colédoco litiasis, se puede producir ictericia, color amarillo de la piel y ojos, o infectarse.

Además el roce continuo de los cálculos sobre la mucosa de la vesícula favorece la aparición de “cáncer vesicular”, que es de extrema agresividad.

El chequeo periódico mediante ecotomografía abdominal permite el diagnóstico y tratamiento oportuno.