27 Jul

Pruebas de detección del cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es el cáncer femenino más fácil de prevenir con pruebas de detección periódicas y seguimiento de los resultados de las pruebas. Existen dos pruebas de detección que pueden ayudar a prevenir o detectar el cáncer de cuello uterino en las etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicolaou o citología vaginal (PAP) identifica los pre-cánceres, cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del HPV identifica el virus (virus del papiloma humano) que puede causar este tipo de cambios celulares.

La prueba de Papanicolaou se recomienda para todas las mujeres y se puede realizar en el consultorio del médico o en una clínica. Durante la prueba, el médico utiliza un instrumento de plástico o metal denominado espéculo para ensanchar la vagina. Esto permite que el médico examine la vagina y el cuello uterino, y tome una muestra de células y moco del cuello uterino y la zona circundante. Las células se colocan en un portaobjetos o en una botella de líquido y se envían al laboratorio para su análisis. En el laboratorio se examinan para determinar si son normales.

Si le van a realizar la prueba de detección del HPV además de la prueba de Papanicolaou, la muestra de células recolectada durante esta última prueba se examinará en el laboratorio para identificar el HPV. Pregúntele a su médico, enfermera o profesional de atención médica si usted necesita hacerse la prueba del HPV.

El PAP por Thin Prep (medio líquido) es significativamente más eficiente.

Cuando el médico realice la prueba de Papanicolaou, puede ser que también lleve a cabo una exploración ginecológica para examinar el útero, los ovarios y otros órganos con el fin de identificar cualquier problema. En algunas ocasiones, el médico podría llevar a cabo la exploración ginecológica sin practicar la prueba de Papanicolaou. En caso de duda, pregúntele al médico o a la enfermera cuáles pruebas le están realizando.

Cuándo realizarse la prueba

Debe comenzar a hacerse las pruebas de Papanicolaou con regularidad desde los 21 años. Esta prueba para detectar el cáncer de cuello uterino es una de las pruebas de detección de cáncer más eficaces y confiables.

El único cáncer que puede detectarse con la prueba de Papanicolaou es el cáncer de cuello uterino. No identifica cánceres de ovario, útero, vagina o vulva. Por lo tanto, aunque se haga la prueba del Papanicolaou habitualmente, si nota cualquier signo o síntoma que no es normal para usted, consulte con un médico para averiguar cuál es la razón del mismo. Si los resultados de su prueba de Papanicolaou son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente.

Prueba de detección del cuello uterino mediante la prueba del HPV y la de Papanicolaou en mujeres de 30 años o más.

Si tiene 30 años o más, usted puede escoger hacerse la prueba del HPV junto con la de Papanicolaou. Su médico puede hacerle ambas pruebas al mismo tiempo. Cuando se hacen las dos pruebas a la vez se denomina pruebas de detección conjuntas. Si sus resultados son normales, tiene muy poca probabilidad de contraer cáncer de cuello uterino en los próximos años. Es posible que en ese caso su médico le diga que puede esperar hasta cinco años para hacerse su próxima prueba de detección. De todas formas, usted debe acudir al médico para realizarse un control de rutina.

Si tiene entre 21 y 65 años de edad, es importante que continúe realizándose las pruebas de Papanicolaou según le indique su médico, aunque crea que está muy mayor para tener hijos o ya no tenga relaciones sexuales. No obstante, su médico puede decirle que no necesita hacerse una prueba de Papanicolaou si su caso corresponde a una de las siguientes situaciones:

  • Tiene más de 65 años y ha tenido resultados normales de la prueba de Papanicolaou durante varios años.
  • Le han extirpado el cuello uterino como parte de una histerectomía completa por una afección no cancerosa, como fibroma uterino.

Cómo prepararse para la prueba de Papanicolaou

Programe la prueba de Papanicolaou para cuando no esté menstruando. Si le van a realizar una prueba de Papanicolaou en los próximos dos días, siga estas indicaciones:

  • No se haga lavados vaginales (no se enjuague la vagina con agua ni con ningún otro líquido).
  • No use tampones.
  • No tenga relaciones sexuales.
  • No use productos anticonceptivos vaginales como espumas, cremas o geles.
  • No se aplique medicamentos o cremas en la vagina.

Resultados de las pruebas de Papanicolaou

Los resultados de la prueba de Papanicolaou pueden tardar hasta tres semanas. Si su prueba indica resultados anormales, su médico se comunicará con usted para determinar la mejor forma de hacer seguimiento. Los resultados de la prueba de Papanicolaou pueden ser anormales debido a varios factores y por lo general estos resultados no significan que usted tiene cáncer.

Si el resultado de la prueba indica la presencia de células anormales que pueden convertirse en cáncer, su médico le informará si necesita un tratamiento. En la mayoría de los casos, el tratamiento evita que las células se tornen cancerosas. Es importante que se comunique inmediatamente con su médico para obtener información sobre sus resultados y recibir el tratamiento adecuado.

Extraído CDC EEUU

Tambien puedes ver