A partir de los 40 años comienza la pérdida de masa ósea, la que se acelera después de la menopausia debido a la disminución de los estrógenos. La detección temprana de la osteopenia o pérdida moderada de masa ósea permite iniciar un tratamiento para evitar la osteoporosis, enfermedad caracterizada por la disminución de la densidad mineral ósea, que aumenta el riesgo de fracturas.

Cómo prevenir

ETAPAS DE LA MUJER Y EXÁMENES RECOMENDADOS