31 Dic

Anemia

La anemia es una condición común durante el embarazo. Significa que la cantidad y/o tamaño de los glóbulos rojos de la mujer es inferior a los valores normales. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno al organismo y al bebé.

La causa más común de anemia durante el embarazo es la deficiencia de hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos. La cantidad de hierro recomendada que usted necesita se duplica durante el embarazo y pasa de aproximadamente 15 miligramos a 30 miligramos por día. La mayoría de las mujeres embarazadas ingiere esta cantidad mediante una combinación de alimentos ricos en hierro y unas vitaminas prenatales. Algunas mujeres necesitan suplementos de hierro adicionales para mantener unos niveles normales de hemoglobina (una proteína de los glóbulos rojos que contiene hierro y transporta el oxígeno).

Es poco probable que la anemia, a menos que sea grave, sea nociva para el bebé, aunque la deficiencia de hierro se ha vinculado con un mayor riesgo de nacimiento prematuro y bajo peso al nacer. La anemia también puede hacer que la madre se sienta más cansada que lo habitual durante el embarazo. Es probable que le realicen pruebas para evaluar su nivel de anemia al menos dos veces durante el embarazo.

Usted puede ayudar a reducir su riesgo de anemia comiendo alimentos que contienen hierro durante el embarazo como: Carnes rojas; mariscos; aves (carne oscura); cereales para el desayuno enriquecidos (fíjese en la caja si el cereal contiene hierro); avena; melaza negra; espinacas y otras verduras de hojas verdes; papas horneadas con piel; frijoles cocidos; pasas, dátiles, ciruelas, higos.

Los alimentos que contienen vitamina C pueden aumentar la cantidad de hierro que su cuerpo absorbe de los alimentos antes mencionados y de sus vitaminas prenatales o suplemento de hierro. Por esta razón, es aconsejable que tome alimentos como jugo de naranja, tomates, fresas y pomelos. Evite el café y el té con las comidas, ya que pueden reducir la absorción de hierro.

Algunos suplementos de hierro pueden producir constipación o náuseas. Es posible que deba probar diferentes marcas para ver cuál le resulta mejor. También puede combatir la constipación aumentando la cantidad de agua que bebe y comiendo más fibra, que se encuentra en los alimentos de grano entero, cereales para el desayuno, frutas y verduras.

Tambien puedes ver