22 Oct

Acciones para mantener los huesos sanos

Dado que los factores de riesgo varían según la edad y de una persona a la otra, no existe un único régimen para prevenir la osteoporosis. Por el contrario, cada persona debe considerar su situación y consultar con su médico, a fin de adoptar una dieta, rutina de ejercicio físico y estilo de vida que optimice su salud ósea.

Reconocer los factores de riesgo de osteoporosis tempranamente y tomar las medidas adecuadas, puede tener un enorme impacto positivo en la salud ósea en un futuro. Los jóvenes deben procurar desarrollar el pico de masa ósea, que los mantendrá en buen estado durante el resto de sus vidas. Una dieta rica en calcio y vitamina D (que también puede obtenerse mediante la luz solar) y ejercicios con sobrecarga ayudan a promover la densidad mineral ósea. Debe evitarse el tabaquismo, el alcohol y el bajo peso. El exceso de actividad física en las jóvenes puede producir irregularidades en las menstruaciones, debido a un desequilibrio en la producción de hormonas, que incluye menor secreción de estrógenos por parte de los ovarios.

Un régimen de ejercicios regular y bien estructurado, ha demostrado ser de gran ayuda para proteger de la osteoporosis, de las fracturas relacionadas a la osteoporosis, y en la rehabilitación en la adultez. Los ejercicios que mejoran la postura y el balance ayudarán a evitar las caídas o a reducir el riesgo de sufrir la primera, o más fracturas.

Las mujeres premenopaúsicas y los hombres de edad media deben mantener su salud ósea adoptando estilos de vida saludables y controlando sus factores de riesgo secundarios. Las personas deberían hacer el Test de Riesgo de Un Minuto de la IOF (vea la pag. 11).

Los factores de riesgo también pueden cambiar con la edad. A medida que la gente se hace mayor, debe considerar los factores de riesgo específicos de su edad y continuar dando los pasos apropiados para prevenir las caídas, mantener su salud ósea y no sufrir fracturas.

El mayor riesgo de osteoporosis coincide con la menopausia. Las mujeres deben estar atentas a cualquier factor de riesgo especial y consultar con su médico para hacerse una densitometría. La dieta y el ejercicio son más importantes que nunca en este momento.

Los hombres comparten algunos de los factores de riesgo con las mujeres. Además, el bajo nivel de testosterona puede conducir a osteoporosis en un hombre al igual que la menopausia la causa en una mujer. Los hombres pueden recibir información más detallada en el reporte temático de la IOF 2004 “Osteoporosis en el hombre”, disponible en www.iofbonehealth.org.

Las personas que han sufrido una fractura antes de los 50 años deben ser particularmente cuidadosas, porque una fractura previa aumenta el riesgo de daño óseo.

Las personas mayores deben considerar los protectores de cadera, y prestar atención a las condiciones que pueden conducir a caídas. El ejercicio se convierte en vital para la fuerza muscular y el balance psíquico apropiado para protegerse contra las caídas.

De ser necesario, existen medicamentos (por ejemplo, bifosfonatos, parathormona, SERM y ranelato de estroncio), que se pueden tomar en combinación con los suplementos de calcio y vitamina D, para ayudar a prevenir la pérdida ósea.

Sea proactivo, combata la osteoporosis!

Conocer los riesgos es un primer paso para combatir la osteoporosis. Las personas que consideren que están en riesgo, deben trabajar con su médico a fin de desarrollar una estrategia para prevenir la osteoporosis y mantener sus huesos sanos. Recuerde que los factores de riesgo secundarios, incluyendo otras enfermedades y medicamentos, pueden conducir a la osteoporisis. Las personas preocupadas por esta enfermedad deben buscar consejo en los profesionales de la salud.

¿Es usted una de las tres mujeres o uno de los cinco hombres del mundo que se verá afectado por la osteoporosis?

La osteoporosis debilita los huesos y ocasiona fracturas que pueden producir serias discapacidades.

Realice este nuevo Test de Riesgo de Osteoporosis de Un Minuto de la IOF, y sepa si presenta riesgo.

Aquello que usted no puede cambiar: sus antecedentes familiares

  1. ¿A alguno de sus padres le diagnosticaron osteoporosis o alguno de ellos se quebró un hueso después de una caída leve (una caída desde la altura de parado o menor)?
  2. ¿Alguno de sus padres tiene “joroba”?
    • Sus factores clínicos personales
      Se trata de factores de riesgo fijos, con los que se nace o que no se pueden modificar. Pero no significa que se los deba ignorar. Es importante ser consciente de los riesgos fijos, de manera de poder tomar medidas para reducir la pérdida de mineral óseo.
  3. ¿Tiene 40 años de edad o más?
  4. ¿Alguna vez, durante su edad adulta, se quebró un hueso después de una caída leve?
  5. ¿Se cae con frecuencia (más de una vez durante el último año) o teme caerse por ser frágil?
  6. Después de los 40 años, ¿perdió más de 3 cm de altura (por encima de una pulgada)?
  7. ¿Presenta usted bajo peso (es su Índice de Masa Corporal, IMC, inferior a 19 kg/m2)? (Véase “Cómo calcular su IMC”)
  8. ¿Alguna vez tomó corticoides (cortisona, prednisona, etc.) durante más de 3 meses consecutivos (los corticoides suelen indicarse en caso de enfermedades, como por ejemplo, asma, artritis reumatoidea y algunas enfermedades inflamatorias)?
  9. ¿Alguna vez le diagnosticaron artritis reumatoidea?
  10. ¿Alguna vez le diagnosticaron hipertiroidismo o hiperparatiroidismo?
  11. Para las mujeres: mayores de 45 años: ¿Su menopausia se produjo antes de los 45 años?
  12. ¿Sus menstruaciones alguna vez se interrumpieron durante 12 meses consecutivos o más (por razones ajenas a embarazo, menopausia o histerectomía)?
  13. ¿Le extirparon los ovarios antes de los 50 años, sin que usted realizara Tratamiento de Reemplazo Hormonal?
  14. Para los hombres: ¿Alguna vez sufrió de impotencia, falta de libido u otros síntomas relacionados con bajos niveles de testosterona?
    • Aquello que usted puede cambiar: sus factores relacionados con el estilo de vida
      Factores de riesgo que pueden modificarse y que surgen, principalmente, por elecciones en la dieta o el estilo de vida.
  15. ¿Bebe alcohol en exceso periódicamente (más de 2 unidades por día)? (Véase: “Cómo calcular su consumo de alcohol”)
  16. ¿Fuma o ha fumado cigarrillos alguna vez?
  17. ¿Es su nivel diario de actividad física inferior a 30 minutos por día (quehaceres domésticos, jardinería, caminata, carrera, etc.)?
  18. ¿Evita usted consumir leche o productos lácteos, o es alérgico a ellos, y no toma suplementos de calcio?
  19. ¿Pasa usted menos de diez minutos por día al aire libre (con parte de su cuerpo expuesto al sol), y no toma suplementos de vitamina D?

Si respondió “sí” a alguna de estas preguntas, no quiere decir que usted tenga osteoporosis. El diagnóstico de la osteoporosis sólo puede hacerlo un médico, a través de una prueba de densidad ósea. Le recomendamos que le muestre esta prueba a su médico, quien le indicará si es necesario realizar otros estudios. Lo bueno es que la osteoporosis puede diagnosticarse fácilmente y tratarse.

Tambien puedes ver